La Mente del Emprendedor

Publicado en la revista PYMES de compra, en Diciembre de 2008.

Lo que principalmente se interpone entre el pequeño empresario y su éxito no tiene nada que ver con las dificultades externas (competencia, precios, financiación, etc.) sino que viene dado por su manera de interpretar las situaciones. Es decir, por la perspectiva o mentalidad que tiene.

Hasta que no encuentre una manera de cambiar esta perspectiva, seguirá con la situación habitual de trabajar muchas horas, apagar fuegos constantemente, no tener claro de dónde le vendrán los clientes y, lo que es peor, ¡creyendo que esto es así!

Puedes leer y descargar el artículo aquí

Pymes que prefieren fracasar

Publicado en PYMES de Compra en julio de 2011.

Llega un momento en que el pequeño empresario sabe que tendría que hacer cosas diferentes, dedicarse a otras actividades, poner su atención en otras áreas. "Ya lo sabe", pero le cuesta: por que no sabe, porque las urgencias le pueden, porque está incómodo con lo que tendría que hacer... el caso es que pospone indefinidamente ponerse con lo que sabe que tiene que hacer hasta que es casi demasiado tarde...

Leer: Pymes que prefieren fracasar

Si prefieres bajarte el artículo en PDF, pincha aquí


Trabajar mucho no es la solución

Publicado en Libertad Digital

Cuando las cosas no salen como queremos y nuestro negocio no va como nos gustaría, la primera respuesta que solemos dar es esforzarnos más. Esto está bien, pero como propietarios de una pyme, este esfuerzo debería estar dirigido a averiguar qué áreas necesitan mi atención más allá de apagar fuegos y correr tras las urgencias.En lugar de esto, solemos hacer más - pero de lo mismo. Y simplemente "trabajar más" no es la solución a tus problemas: todos los pequeños empresarios que han tenido que cerrar su empresa también trabajaban mucho. La "solución" no radica en trabajar más, sino en trabajar mejor. Y esto no es sólo, ni principalmente, ser más eficiente, sino aprender a trabajar correctamente en lo que toca en cada momento.

 Este es uno de los principales escollos para el pequeño empresario: trabaja mucho más sobre los problemas aparentes y más visibles y se puede olvidar de otros problemas más importantes, a largo plazo, que están menos visibles. Y, porque, quizá no tiene formación para saber que lo que antes hacía y funcionaba, ahora ya no le toca hacer.

Puedes leer el artículo online aquí

Si lo prefieres, puedes descargártelo aquí


Por qué no cambiamos

Publicado en Libertad Digital el 23 de Septiembre de 2010.

Artículo de Juan Antonio Martínez en el que reflexiona acerca de cómo el pequeño empresario "se resiste" a diario a penetrar en las áreas que su empresa necesita que él alimente, pero que le resultan ajenas.

Leer: ¿Por qué no cambiamos?